Tv. 70c Bis #77 - 60, Bogotá
(+57 -1) 4370581
canciller@diocesisdengativa.org

PREPARAR LA PASCUA: LO QUE CELEBRAMOS CON AMOR

PREPARAR LA PASCUA: LO QUE CELEBRAMOS CON AMOR

Tumba vacía

Por Pbro Ricardo Prieto

En la vida de la Iglesia el tiempo de Cuaresma ha sido un período de gran importancia para la espiritualidad cristiana y así tiene que serlo dentro de este 2016 y la diócesis. Por ello, la Cuaresma se ha estado preparando dentro de lo que es:

  1. La preparación de los catecúmenos en su Iniciación Cristiana.
  2. La celebración de la Reconciliación.
  3. La preparación a la Pascua.

Por lo anterior, el texto LITURGIA AL ALCANCE DE TODOS, editado por la Conferencia Episcopal de Colombia en el año 2005 dice en la página 106: “lo vivido en la Cuaresma es un ciclo litúrgico que ha de ser vivido desde el miércoles de ceniza hasta Pentecostés. De esta manera no es erróneo ni equívoco llegar a afirmar: Cuaresma ya es Pascua y Pascua ya es Pentecostés. Ese único ciclo es el de la Pascua, cuyo vértice es la Vigilia Pascual. Eje de todo el tiempo pre y post pascual es el del día santo en que Cristo salió victorioso del sepulcro, el domingo de los domingos”.

Por lo tanto, queremos recordar y recomendar que para vivir este gran ciclo litúrgico donde se afianza la espiritualidad samaritana, hay que tener en cuenta:

  1. La decoración de los templos ha de ser sencilla, sobria, en lo posible nada de flores o pocas, para que la Pascua esté realzada por los colores y la belleza de la naturaleza.
  2. Los cantos sean sobrios, sin instrumentos estridentes, sino aquellos que acompañen la voz de una manera que invite a la reflexión.
  3. Evitar los dramatizados acompañados de tragedias, violencia y folclorismo. No es festival de teatro. Es Liturgia.
  4. Celebrar con mistagogia, sintiendo en el corazón con propiedad que vamos a encontrarnos con Él, en el Misterio, evitando distracciones y distraer.
  5. Preparar muy bien las predicaciones y/o sermones. Nuestra gente acude en masa porque quiere oír al Espíritu Santo, no nuestros pareceres.
  6. Realzar el simbolismo tan rico en Semana Santa y más en la Pascua: colores, luces, flores, cantos, compartir fraterno, paz.

Cuaresma y Pascua será un reto en este Año Santo de la Misericordia, porque, atender la voluntad de Dios, es preparar debidamente, con dignidad, para Él, y lograr el encuentro de su Pueblo con su Misterio.

Para profundizar en el tema puede leer el texto: “La Pascua de La Iglesia — Normas para la celebración de la Semana Santa P. Diego Alberto Uribe Castrillón” disponible en el siguiente enlace: Descargar documento

 

X