El  Papa Francisco nos recuerda: “No tengan miedo de aceptar el desafío de volver a proclamar la vocación a la vida consagrada y al ministerio ordenado. ¡La Iglesia lo necesita!.  “Arraigarse en Cristo es el camino maestro para permitir que su obra nos recomponga. Así que, ¡Ánimo! ¡Cristo nos quiere vivos!   Y participando de su misión. No tengas miedo de su llamado!

X