La Pastoral de Profesionales Voluntarios, dirigida por el Padre Robert Tovar, realizó la primera jornada de salud en la casa de las Religiosas de las Adoratrices, a mujeres en situación de prostitución, y a sus hijos, quienes tuvieron la oportunidad de participar en actividades de recreativas. Este espacio tiene como propósito de brindar servicios en áreas como: asistencia médica, apoyo psicosocial, asesoría legal, entre otros; a población en condición de vulnerabilidad, ubicada en zonas de alto riesgo del municipio de Cundinamarca. Así, se atendió aproximadamente a 70 mujeres y 120 niños y niñas, de la organización, quienes pertenecen al programa de prevención de ESCNNA (Explotación Sexual y Comercial de Niños Niñas y Adolescente) a cargo de un grupo interdisciplinar conformado por trabajadores sociales, psicólogos, abogados, antropólogos, gestores sociales y demás que pertenecen a las Religiosas Adoratrices.

X