Estás aquí
Inicio > Vicaría de Pastoral > Nivel de comunicaciones > Informativo Samaritano > PREPARAR LA PASCUA: LO QUE CELEBRAMOS CON AMOR

PREPARAR LA PASCUA: LO QUE CELEBRAMOS CON AMOR

Por Pbro Ricardo Prieto

En la vida de la Iglesia el tiempo de Cuaresma ha sido un período de gran importancia para la espiritualidad cristiana y así tiene que serlo dentro de este 2016 y la diócesis. Por ello, la Cuaresma se ha estado preparando dentro de lo que es:

  1. La preparación de los catecúmenos en su Iniciación Cristiana.
  2. La celebración de la Reconciliación.
  3. La preparación a la Pascua.

Por lo anterior, el texto LITURGIA AL ALCANCE DE TODOS, editado por la Conferencia Episcopal de Colombia en el año 2005 dice en la página 106: “lo vivido en la Cuaresma es un ciclo litúrgico que ha de ser vivido desde el miércoles de ceniza hasta Pentecostés. De esta manera no es erróneo ni equívoco llegar a afirmar: Cuaresma ya es Pascua y Pascua ya es Pentecostés. Ese único ciclo es el de la Pascua, cuyo vértice es la Vigilia Pascual. Eje de todo el tiempo pre y post pascual es el del día santo en que Cristo salió victorioso del sepulcro, el domingo de los domingos”.

Por lo tanto, queremos recordar y recomendar que para vivir este gran ciclo litúrgico donde se afianza la espiritualidad samaritana, hay que tener en cuenta:

  1. La decoración de los templos ha de ser sencilla, sobria, en lo posible nada de flores o pocas, para que la Pascua esté realzada por los colores y la belleza de la naturaleza.
  2. Los cantos sean sobrios, sin instrumentos estridentes, sino aquellos que acompañen la voz de una manera que invite a la reflexión.
  3. Evitar los dramatizados acompañados de tragedias, violencia y folclorismo. No es festival de teatro. Es Liturgia.
  4. Celebrar con mistagogia, sintiendo en el corazón con propiedad que vamos a encontrarnos con Él, en el Misterio, evitando distracciones y distraer.
  5. Preparar muy bien las predicaciones y/o sermones. Nuestra gente acude en masa porque quiere oír al Espíritu Santo, no nuestros pareceres.
  6. Realzar el simbolismo tan rico en Semana Santa y más en la Pascua: colores, luces, flores, cantos, compartir fraterno, paz.

Cuaresma y Pascua será un reto en este Año Santo de la Misericordia, porque, atender la voluntad de Dios, es preparar debidamente, con dignidad, para Él, y lograr el encuentro de su Pueblo con su Misterio.

Para profundizar en el tema puede leer el texto: “La Pascua de La Iglesia — Normas para la celebración de la Semana Santa P. Diego Alberto Uribe Castrillón” disponible en el siguiente enlace: Descargar documento

 

Artículos similares

Arriba
X