Estás aquí
Inicio > Noticias Destacadas > La Visita del Santo Padre, Tiempo de Gracia Para Colombia

La Visita del Santo Padre, Tiempo de Gracia Para Colombia

Sabemos, sin duda, que será para todo el país un tiempo de gracia y de bendición en un momento crucial de su historia y, especialmente, para nosotros católicos, un tiempo para fortalecer nuestra adhesión al Señor Jesucristo por la fe, para llenarnos de amor a Dios y a los demás, para avivar la esperanza en medio de las dificultades propias de nuestra existencia y del camino que están recorriendo la ciudad y el país.

La visita del Santo Padre igualmente nos invitará a descubrir la presencia y la acción de Dios en nuestros corazones y en la historia de nuestra patria, de modo que la secundemos con mayor decisión y generosidad.

Por esto es necesario abrir los corazones, preparándolos con la oración, la reflexión y el compartir fraterno. Solo así se logrará que la visita del Santo Padre no sea un momento puntual, sino un acontecimiento que deje profunda huella en nuestras vidas, familias y comunidades, y en el país que vive tiempos decisivos para su futuro.

La oración es un medio eficaz para que la visita del Santo Padre nos contagie de la frescura del Evangelio a la que constantemente nos está invitando y así podamos salir testigos de la misericordia.

El Papa seguramente está feliz de que sea la paz, pero quién es el colombiano que no desea la paz, todos la desean. Es importante no reducir la paz simplemente a un proceso, porque esto es precisamente politizarla, lo que no le hace bien a la paz misma, a los colombianos. El Papa quiere que la paz sea también luchar contra las raíces profundas de la corrupción. Luchar contra la corrupción es luchar por la paz, luchar contra la inequidad es luchar por la paz, luchar contra la cultura de la trampa es luchar por la paz; todos estos son mensajes importantes que representan desafíos para cualquier país, cualquier realidad y también para Colombia. Seguramente, el Papa en esto puede aportar y dar muchas luces a todos los colombianos.

Ya nos encontramos ad portas de la llegada del Santo Padre, intensifiquemos como sacerdotes de la Diócesis de Engativá todas las acciones que nos ayuden, especialmente a nuestros fieles, a hacer que este momento marque la historia de nuestra vida y la de nuestro país, que a través de signos de misericordia y reconciliación estemos mejor dispuestos a escuchar la voz del Vicario Cristo que viene a confirmarnos en la fe y a animarnos en la esperanza.

P. Luis Eduardo Sánchez Moreno
— Vicario de Pastoral —

Artículos similares

Arriba
X