Estás aquí
Inicio > Vicaría de Pastoral > Nivel de comunicaciones > Informativo Samaritano > La importancia de desarrollar formación del discipulado

La importancia de desarrollar formación del discipulado

Por: Pbro Ricardo Prieto 

— En este caminar que nos hemos propuesto como Iglesia Diocesana,  en formarnos dentro de la Espiritualidad Samaritana y comenzando el mes de septiembre, mes dedicado a leer, meditar, orar y actuar con la Palabra de Dios, nos sentimos motivados en el acompañamiento de la formación de las Pequeñas Comunidades.

Por esa meta común trazada,  al motivar a los animadores en su formación y la conformación de las pequeñas comunidades,  hemos de procurar que ellos tengan fácil acceso a la Sagrada Escritura, leerla, interpretarla con el mismo espíritu con que fue escrita, porque el tesoro de la Revelación encomendado a la Iglesia va llenando el corazón de todos nosotros y nos permite profundizar poco a poco en el misterio de amor de Dios para que el corazón de todos se vaya iluminando.

Cuando la Palabra de Dios toca nuestra boca (cfr Is 51, 16) el corazón de las comunidades se traduce en vida abundante, en espíritu de alegría, de búsqueda de hacer el bien, de practicar la misericordia con el hermano o hermana, nos hacemos querer de los demás y seremos discípulos misioneros de la Palabra que con la recepción de la Eucaristía hacemos un cuerpo unido en Cristo que es cabeza.

Vivamos este mes de la Biblia, donde la Palabra llegue a través de la Lectio Divina y comience a producir frutos de espiritualidad samaritana, porque “los ojos del Señor están puestos en sus fieles en los que esperan en su misericordia” (Sal 32, 18).

 

 

Artículos similares

One thought on “La importancia de desarrollar formación del discipulado

  1. Alimento espiritual que colma de gracia al Discípulo Misionero, que en su continuo y progresivo camino de formación, de Conversión y crecimiento en la fe, lo hace responsable de dar testimonio creíble con obras de misericordia de la alegría de estar saboreando y disfrutando del Don de Dios, hecho Luz en su caminar y obrar y, Pan vivo para alimentar y fortalecer su vida sacramental y comunitaria para avanzar en la construcción de la Diócesis (Localidad) de la misericordia.

Comments are closed.

Arriba
X