Estás aquí
Inicio > Noticias Destacadas > Entrevista del mes — P. Alberto Camargo Cortés

Entrevista del mes — P. Alberto Camargo Cortés

Comenzamos una nueva sección “la entrevista del mes” y nuestro primer invitado es el Padre Alberto Camargo Cortés.

Nivel de Comunicación: Padre Alberto, el Señor Obispo le ha encomendado la dirección y acompañamiento a los Diáconoso Permanentes, ha pasado más de una década de la institución de nuestra Diócesis ¿en este momento cuáles son las expectativas respecto del Diaconado Permanente?
Padre Alberto: Espero comenzar la animación de una apropiación generosa del Plan Pastoral Samaritano. Esto es, un esfuerzo sincero por parte de los diáconos permanentes de encarnar la misericordia en lo cotidiano de su vida familiar y eclesial-pastoral. Fortalecer lo que ya en este sentido se vive y ayudar a los diáconos y sus familias a asumir una profunda y alegre revisión de vida.

NC: ¿Cuáles son los derroteros a seguir para el DP en este momento histórico que vive Colombia y nuestra Diócesis?
PA: Un compromiso a fondo con el Evangelio Social. Es decir, asumir que no podemos ir por las ramas, por los márgenes del momento histórico que vive el país. Vivir el impacto social del Evangelio en el hoy de Colombia, requiere realizar primero un proceso pedagógico-espiritual de identificación honda con la persona de Jesús de Nazaret y su propuesta de vida, el Reino de la Misericordia. Acto seguido, podremos ser sujetos eclesiales y sociales de transformaciones necesarias para dignificar la vida de nuestra gente. Sin este proceso no podremos hacer nada.

NC: ¿Cómo ve el papel del DP en nuestra Diócesis, respecto a la implementación del Plan Pastoral Samaritano?
PA: El diácono permanente tiene una misión de ser sujeto eclesial hacedor de transformaciones comunitarias, humanas, éticas y sociales. Éstos serían los efectos de contexto de una asunción responsable del Plan Pastoral Samaritano. Es, también, algo que nos corresponde a todos. Como responsable del Diaconado Permanente velaré porque esto se vaya realizando.

NC: ¿Además de las parroquias, en qué otro ámbito se puede o debe desempeñar el DP en nuestra Diócesis?
PA: Me gustaría ver algún día a los diáconos permanentes como animadores de acciones pastorales amplias, más allá del concepto geográfico-territorial de parroquia; por ejemplo, como animadores de pequeñas comunidades, de sectores o zonas consideradas dentro o fuera de las parroquias. Diáconos permanentes acompañando familias, procesos educativos formales y no formales.
Diáconos permanentes al servicio humilde de la comunión eclesial, forjadores de esta comunión en todos los sectores eclesiales, trabajando en equipo con los presbíteros, los laicos y la vida consagrada, garantizando el alcance del pastoreo del Obispo.

NC: ¿Cómo ve Usted la posibilidad de que los DP con sus esposas se hagan cargo de la pastoral familiar, cursos prematrimoniales y/o acompañamiento de parejas en crisis o en estado irregular?
PA: Los diáconos permanentes, sus esposas y sus hijos, como familia diaconal, son una promesa esperanzadora de una audacia pastoral de la Iglesia, en cierta forma nueva, capaz de abrir nuevos horizontes evangelizadores. Esta sería una respuesta revitalizadora para la pastoral de la Iglesia en estos tiempos nuevos desafiantes que nos está correspondiendo vivir.

“PERO TODO ESTO SÓLO SERÁ POSIBLE SI NOS ABRIMOS CONFIADOS A LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO. DE NUESTRA PARTE, SE REQUIERE HONDURA ESPIRITUAL, ESTUDIO Y APROPIACIÓN DE LA REALIDAD”.

Agradecemos al padre Alberto su aporte para nuestro boletín, y le pedimos a Dios lo siga bendiciendo en su ministerio.

Artículos similares

Arriba
X