Estás aquí
Inicio > Vicaría de Pastoral > Nivel de comunicaciones > Entrevista del mes > Entrevista del mes — Carmen Elena Sosa De López

Entrevista del mes — Carmen Elena Sosa De López

Para este mes de mayo donde se nos invita a pensar en María Madre de Dios y nuestra Madre del cielo, igualmente a pensar y homenajear a las madres, hoy entrevistamos a una mujer, esposa, mamá y abuela. Hablamos de la Señora Carmen Elena Sosa de López, colaboradora como secretaria de despacho en la parroquia San Basilio Magno de nuestra Diócesis, a quien en esta ocasión se trata de rendirle un homenaje y en ella saludar de una u otra forma a todas las mujeres que hacen parte con su servicio de nuestra iglesia Diocesana de Engativá.

N.C: ¿Quién es Carmen Elena Sosa de López cuándo no está en su roll de secretaria de despacho?

C.E.S: Soy una ama de casa común y corriente, quien se dedica a las labores diarias del hogar, como cocinar, arreglar casa, lavar, planchar y compartir con mi esposo, ya que estamos los dos solos, en la actualidad, en nuestra casa, debido a que nuestros hijos, que son tres (3) Jorge Enrique el mayor, Mónica Mabel, quienes ya formaron su hogar contrayendo su matrimonio por lo Católico con Hernando Guerrero y Sandra Peñaranda, ceremonia que celebró y bendijo su padre Jorge Enrique López Romero como Diácono Permanente; e Ivonne Elena (que está en el cielo), y también tenemos cuatro hermosas nietas (Maroa, y Maela Guerrero López, y María Gabriela y Ana María López Peñaranda) quienes también fueron Bautizadas por su abuelito y son la alegría de nosotros.

N.C: ¿Hace cuánto tiempo está vinculada al despacho parroquial, háganos un recuento de sus diferentes roles y qué significa para usted su cargo actual?

C.E.S: Me inicié en mi trabajo laboral como Secretaria de Despacho, en la Parroquia San Basilio Magno desde hace 18 años, comencé con el Padre Francisco Niño Sua, hoy Monseñor, quien me recibió como su secretaria y duré con él más o menos 10 meses, en donde me permitió formarme en el Taller de Liderazgo Cristóforo. Luego llegó a la Parroquia el Padre Luis Eduardo López, quien fue nombrado como Párroco por Monseñor Octavio Ruiz Arenas en el año 1.999. Con el Padre Luis Eduardo duré nueve años trabajando, también me permitió realizar el Curso de Escuela Parroquial de Catequistas ESPAC, un “Diplomado en Gestión de Pastora Familiar” en la “Universidad El Minutos de Dios” y prepararme en un Curso de “Despacho Parroquial aspectos Canónicos y Administrativos” en la “Universidad San Buenaventura”, duramos dos años, realizando esta formación, todas las Secretarias de la Diócesis de Engativá, siendo Obispo Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón en esa época. Como el Padre Luis Eduardo pertenecía a la Comunidad Clérigos de San Viator, le recomendó a Monseñor Héctor Gutiérrez, al Padre Edgar Orlando Suárez, quien fue nombrado párroco también de San Basilio Magno, con él duré tres años laborando. La Comunidad de Clérigos de San Viator entregó la parroquia a la Diócesis de Engativá, entonces Monseñor Héctor Gutiérrez nombró al Padre Ricardo Prieto Martínez como párroco, desde el año 2.012, con quien estoy trabajando actualmente junto con su Secretaria Auxiliar Contable Esperanza Amórtegui una persona amable, muy cordial y de una gran calidad humana, juntas atendemos el Despacho Parroquial.

El Padre Ricardo ha permitido que me siga formando como Catequista y estoy haciendo el Curso de “La Escuela de Evangelización San Andrés”, que se dicta los sábados en la Parroquia y presto mis servicios pastorales en esa catequesis, manejando los niños mayores de siete años que desean recibir los Sacramentos de Bautismo y Eucaristía, y también estoy en Pastoral Familiar junto con mi esposo Diácono Permanente Jorge Enrique López, en donde nos reunimos los Domingos cada quince días con las diferentes parejas matrimoniales que asisten. Le doy gracias a Dios por estos Santos Sacerdotes, quienes han sido mis jefes, personas maravillosas, porque de ellos he recibido mucha comprensión, apoyo incondicional y han contribuido en mi formación espiritual y personal, le pido en mis oraciones a Ntro. Señor y a la Virgen que los protejan y los bendigan siempre, como también a Monseñor Francisco Nieto Sua, quien es actualmente el Obispo de la Diócesis de Engativá, al Padre Alberto Camargo director del Diaconado Permanente y a la señora Ofelia Garzón, Notaria de la Diócesis quien me orientaba en el manejo de Libros y documentos Eclesiásticos.

N.C: ¿Usted es esposa de un diácono, que ha significado vivir este doble sacramento matrimonio y orden?

C.E.S: Nunca imaginamos en nuestra vida matrimonial recibir un Sacramento tan bello como es el Sacramento del Orden, para mí, mi esposo y mis hijos es un regalo de Dios, somos muy privilegiados al tener en nuestro hogar a un Diácono Permanente, al servicio de una comunidad, llevando el evangelio y el mensaje de Dios. Como tengo la dicha de tener un Oratorio cerca a mi despacho, me postro ante el Señor dándole gracias por todo lo que nos ha dado sin merecerlo, vemos su Misericordia en nosotros como esposos al formar parte de la familia Diaconal. Es un honor y un compromiso muy grande en donde como esposa, madre y abuela he asumido diciéndole “SI” a Dios, como lo hizo la Santísima Virgen María, apoyándolo y estando al lado de mi esposo en esta misión evangelizadora, como también lo están haciendo mis hijos, ya que pertenecen al ministerio de música en la Iglesia; mi hijo Jorge Enrique canta en la Eucaristía de las 9:00 am, los Domingos, en la parroquia, formando el coro de niños, porque es la misa para ellos. Como se puede dar cuenta el compromiso no es solo del Diácono Permanente, sino de toda su familia al servicio de Dios.

N.C: ¿Cómo ve usted la función de las diferentes mujeres que colaboran o sirven en la iglesia diocesana de Engativá?

C.E.S: Son mujeres comprometidas al servicio de Ntro Señor Jesucristo, quienes asumen con mucho amor y realizan actividades dentro de la Iglesia en las diferentes pastorales que existen. Cuando se acercan al Despacho Parroquial mujeres dando a conocer sus inquietudes, sus problemas o angustias, yo siempre las invito para que se vinculen a la Iglesia y pertenezcan a alguna de nuestras pastorales o cursos Bíblicos y vivan ese ambiente de amor en Cristo y servicio a la Iglesia y a una comunidad.

N.C: ¿Qué le recomendaría usted a los fieles cristianos que buscan ayuda en la diócesis para tener una mejor comunicación con los párrocos, ministros ordenados, agentes de pastoral o colaboradores en las parroquias?

C.E.S: A los fieles cuando se acercan al Despacho Parroquial, les reflejo primero el amor de Dios a través de mi atención al público, con amabilidad, escuchándolos, dándoles una sonrisa y prestándoles un servicio de acuerdo a sus necesidades de una manera cordial y amable, porque como Secretaria soy la primera imagen de la Iglesia en este Despacho, con esto muestro la cara amable de mi Iglesia, mi párroco, los colaboradores y también la de los Agentes Pastorales. Es nuestro deber como católicos acoger a las personas, recibirlas y expresarles el amor misericordioso de ese Jesús resucitado y que está vivo en nuestro corazón.

Señor Jesucristo te damos gracias por Carmencita, y por todas las mujeres que cumplen la hermosa misión de dar vida y educar en la fe con su ejemplo y que de una u otra forma sirven y ayudan a construir la ciudad de la misericordia, más humana y más fraterna.

D. William Alberto Abril Nieto
— Nivel de Comunicaciones —

Artículos similares

Arriba
X