Estás aquí
Inicio > La Diócesis > Así nos constituimos como Diócesis

Así nos constituimos como Diócesis

En 1970, Monseñor Aníbal Muñoz Duque, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Bogotá, con el objetivo específico de “realizar una pastoral adecuada y ágil, la atención más inmediata de las parroquias…y el diálogo más constante y personal con los sacerdotes” creó, para el noroccidente de Bogotá, la VICARÍA EPISCOPAL DE LA SAGRADA EUCARISTÍA (Dcr. 139, 8 de septiembre de 1970). De esta forma se daba cumplimiento a las disposiciones del Concilio Vaticano II sobre la reordenación de la estructura pastoral Arquidiocesana, que permitiera renovar la vida cristiana de las comunidades parroquiales y mantener la unidad entre las mismas.

La naciente Vicaría tuvo su sede inicial en la Parroquia La Sagrada Eucaristía y como su primer Vicario fue nombrado el Pbro. Carlos Sánchez Torres, quien recibió a su cuidado pastoral 21 parroquias, agrupadas en tres arciprestazgos.

El 8 de diciembre de 1985, Monseñor Mario Revollo Bravo, Arzobispo de Bogotá, promulgó el decreto 070, con el cual hacía una reestructuración de las Vicarías Episcopales Territoriales, debido al creciente número de nuevas parroquias. Aumentaron así a ocho los arciprestazgos de la Vicaría de la Sagrada Eucaristía. A partir del 29 de enero de 1986 la sede de la Vicaría fue trasladada, por disposición arzobispal, a la Parroquia Santo Domingo Savio.

En 1992, el Cardenal Mario Revollo, en consideración a que “el aumento de la población, del número de parroquias y de las necesidades pastorales aconsejaban revisar la circunscripción que la Arquidiócesis encomendaba a la Vicaría Episcopal de la Sagrada Eucaristía”, decretó la constitución de una nueva Vicaría, llamada San Pedro, para “aliviar y reorganizar la asistencia pastoral en este vasto sector de la ciudad” (Decr. 456, 15 de octubre de 1992). Es así como a partir de octubre de 1992 y gracias a la reestructuración territorial de la Arquidiócesis, la Sagrada Eucaristía quedó atendiendo el sector más noroccidental de la capital, con 31 parroquias agrupadas en cinco arciprestazgos. Las 30 restantes (de la calle 100 hacia el nororiente) fueron encomendadas a Monseñor Carlos Sánchez, quien continuó como Vicario en la recién creada Vicaría Episcopal de San Pedro.

Como Vicario Episcopal del territorio correspondiente a la Sagrada Eucaristía fue designado el Pbro. Carlos Julio López Ramírez, quien tomó posesión de su cargo el 21 de octubre de 1992. La sede de la Vicaría fue trasladada al barrio Santa María del Lago, desde donde prestó sus servicios a partir del 16 de enero de 1993.

El 3 de mayo de 1996 el Excelentísimo Mons. Pedro Rubiano Sáenz, con decreto nº 143, recogiendo los resultados positivos de las Vicarías Episcopales y en razón del crecimiento progresivo de Bogotá, constituyó cuatro ZONAS PASTORALES EPISCOPALES, colocando al frente de ellas a sus obispos auxiliares. Entre las Vicarias que pasaron a ser en ese momento Zonas Pastorales fue precisamente la de la Sagrada Eucaristía.

El mismo 3 de mayo de 1996, el Señor Arzobispo de Bogotá, mediante Decreto nº 145, nombró como encargado de esta Zona a MONS. OCTAVIO RUIZ ARENAS (Obispo Titular de Troina y Auxiliar de Bogotá). El obispo tomó posesión de su nuevo cargo el 9 de junio de 1996, en solemne ceremonia celebrada en la parroquia de San Juan Bautista de la Estrada.

Desde el 1º de junio de 1997 la sede de la curia zonal se encuentra ubicada en el Barrio Bonanza.

El 6 de agosto del año 2003 en la fiesta de la Transfiguración del Señor y en el contexto de los cumpleaños de la fundación de la ciudad de Bogotá, se publicó la creación de las diócesis urbanas, que se desprendían de la Arquidiócesis. Su Santidad Juan Pablo II, con la Bula Pontificia Ad Efficacius Providendum creó la Diócesis de Engativá, cuyo territorio diocesano está conformado por lo que hasta entonces era la Zona Pastoral Episcopal de la Sagrada Eucaristía (localidad de Engativá, el sector occidental de la localidad de Suba y el municipio de Cota) y como primer pastor fue designado el excelentísimo SEÑOR OBISPO HÉCTOR GUTIÉRREZ PABÓN.

Artículos similares

Arriba
X