Estás aquí
Inicio > Vicaría de Pastoral > Nivel de comunicaciones > Informativo Samaritano > Acerca Del Imagotipo “Logo” Del Año De La Misericordia…

Acerca Del Imagotipo “Logo” Del Año De La Misericordia…

Por: Padre Luis Eduardo Sánchez M.

El inicio de este año jubilar de la misericordia ha tenido un impacto significativo en toda la Iglesia Universal y por ende en medio de nosotros como Diócesis de Engativá, la apertura de la Puerta Santa ha creado un movimiento de muchos fieles de las diferentes parroquias de la ciudad de búsqueda para ganar la indulgencia. Son muchos los interrogantes que tienen los fieles pero quisiera detenerme en uno que me llamó la atención en particular y es acerca del “imagotipo” (logo) o la “imagen” del año de la misericordia, esto me llevó a investigar para dar una respuesta.

El imagotipo es obra del sacerdote jesuita P. Marko I. Rupnik y se presenta como un pequeño compendio teológico de la misericordia, “para vivir la misericordia siguiendo el ejemplo de Jesucristo, sin juzgar ni condenar, sino perdonando y amando sin medida”.

Año Extraordinario de la Miserricordia

En la parte icónica, “destaca la imagen del Buen Pastor que toca en profundidad la carne del hombre, y lo hace con un amor capaz de cambiarle la vida. Además, un detalle particular es como el Buen Pastor carga sobre sí la humanidad con extrema misericordia, pero sus ojos se confunden con los del hombre”.
En esta imagen Cristo mira con los ojos de Adán, y éste lo hace con los ojos de Cristo. “Así, cada hombre descubre en Cristo, nuevo Adán, la propia humanidad y el futuro que lo espera, contemplando en su mirada el amor del Padre”.

La escena se coloca dentro de una “mandorla”. La “almendra”, una figura importante en la iconografía antigua y medieval que evoca la presencia de las dos naturalezas, divina y humana, en Cristo, y que dentro del arte suele servir como marco para personajes sagrados.

Los tres óvalos concéntricos, de color progresivamente más claro hacia el externo, sugieren el movimiento de Cristo que saca al hombre fuera de la noche del pecado y de la muerte. Por otra parte, la profundidad del color más oscuro sugiere también el carácter inescrutable del amor del Padre que todo lo perdona.

Quiero invitarles a compartir toda la simbología que encierra esta “imagen”, que considero puede ser una buena catequesis para nuestros fieles.

Artículos similares

Arriba
X